Radiografía corrupta de la 4T

López Obrador volvió a caer en la maroma de su supuesta lucha anticorrupción. La mayoría de los funcionarios de esta cuarta transformación –incluyéndose– han doblado sus declaraciones patrimoniales, fundamentadas en y en el ámbito federal y local, en los artículos 32 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas y conforme a lo dispuesto en el artículo 108 de la Constitución.

Obviamente, nadie ha escuchado la advertencia de que la política de austeridad ha dañado la operación de este Gobierno. Es hora de que la gente recuerde que la mejor expresión de lealtad es decirle la verdad al presidente, incluso si el puesto está amenazada.

La corrupción imperante en la cuarta transformación no tiene límite, primero nos enteramos que el compadre de Rocío Nahle, Secretaría de Energía, Arturo Quintanilla Hayek, recibió un jugoso contrato de casi 500 mil millones de pesos para Dos Bocas por su empresa Grupo Huerta Madre en sociedad con un consorcio de origen holandés. Huerta Madre es una empresa recién creada y la cual ganó a los 9 días este jugoso contrato por adjudicación directa.

De ahí nos pasamos al seguro social, donde Zoé Robledo tendrá que aclarar una nota que salió en los pasados días, donde su hermano Gregorio, recibió un contrato por varios millones de pesos a través de la empresa de monitoreo de medios, comunicación y publicidad; la misma empresa factura publicidad en Puebla y en el Banco del Bienestar.

Por ello el balance de la creación de 171 empresas en el primer año de gobierno, las cuales han anunciado con bombo y platillo desde la Secretaría del Trabajo, donde el 70% de las personas que las trabajan no cuentan con experiencia profesional, gracias a ello y a sus relaciones han conseguido más de 500 millones de pesos en contratos.

En julio del año pasado se le licitó a Raúl Salinas de Gortari un contrato por 525 millones de pesos, en la compra de medidores para la comisión federal de electricidad, cuestión que Manuel Bartlett lo asignó y lo firmó para su entrega

Recordemos al hijo de Bartlett con su empresa Cíber Robotics, que puso y vendió al IMSS unos respiradores en un sobreprecio, la Secretaría de la Función Pública, a cargo de una corrupta y ex consejera de la CFE realizó declaraciones para quitarle la bronca a su padrino. Sin embargo la opacidad continua en el Gobierno de la Ciudad de México ya que Claudia Sheinbaum también le compro a la empresa. Esto sin contar la justificación de su imperio inmobiliario por 800 millones de pesos.

Pasando a lo último todo el fin de semana Irma Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública en México, estalló contra el periodista Carlos Loret de Mola, al exhibir su patrimonio inmobiliario de la familia de la secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, y su esposo, el investigador John Ackerman, es de hasta 60 millones de pesos, en valor real de mercado, cantidad cinco veces mayor a la que aparece en su declaración patrimonial.

Afirma Loret que cinco de las casas fueron compradas al contado en tan sólo nueve años, siendo ella y su esposo investigadores de la UNAM, con salario de académicos. Imagine usted, mi querido y caro lector, que esta cuarta transformación está dejando solo riquezas entre los agremiados al partido, como en la historia de los gobiernos populistas comunistas.

Tomando en cuenta eso y que la pareja corrupta del momento, muchas veces en redes sociales, consignó en el pasado a actores políticos, como a la ex primera dama cuando “La Casa Blanca”, les recomienda la fauna redera que “el que se lleva se aguanta.

También tomemos en cuenta la criminalización y el abuso del lenguaje, por supuesto…

Criminalizar a Loret por su trabajo hizo que la Comisión Interamericana y el Relator Especial para la Libertad de Expresión, Edison Lanza, enviaran un mensaje a la encargada de mediar con la corrupción institucional y fue claro…

Los funcionarios públicos que ejercen el gobierno están sometidos a un escrutinio mayor que el ciudadano común. Al rendir cuentas tienen un deber de cuidado. Hablar de “sicarios mediáticos” en México es estigmatizar con términos para nada felices.

Esto tomando en cuenta que en el sexenio de Obrador, hasta esta fecha han sido asesinados 21 comunicadores, los cuales sus crímenes siguen en impunidad.

Para el remate…

El pecado de Yeidckol Polevnsky fue no poder hacer de Morena un partido, por no «institucionalizarlo». Por eso, según la costumbre, no será desplazada, se busca destruirla…

Colofón

En la región tamaulipeca, en días pasados, fue relevado Fernando Campos Martínez de la titularidad en el Instituto Tamaulipeco de Capacitación para el Empleo (ITACE). A su paso, Fernando, promocionó y posicionó a nivel latinoamericano a la institución con trabajo y solidez. La guerra sucia no se hizo esperar en portales pocos serios y propagandísticos, lo cual dejó en claro el miedo de los contendientes a las próximas elecciones.

Fernando, es una persona que tendrá una posición más grande; el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, sabe que puede transformar un municipio, una secretaria y podría atender una diputación ya sea federal o local.

Vienen tiempos mejores; la guerra sucia, para que mencionarla.

Solo quien pagó por ella, la vio.

A chambear.

Twitter: @GildoGarzaMx