El fraude del Cuentamuertos

Gatell es un personaje necio.

La soberbia y el arropo de los incondicionales obradoristas hacen que la estrategia gubernamental siga sin cambios, mientras la cifra de muertos sigue aumentando.

¿Por qué no cambia Gatell?

La respuesta es simple, no sabe.

Gatell es otro burócrata promedio, un tipo teórico cuya carrera ha transcurrido tras un escritorio.

Nunca ha ejercido de manera intensiva el ejercicio profesional de la medicina.

Y eso explica la nula empatía con los médicos de carrera.

Gatell no es como ellos.

Sus compañeros de carrera lo refieren como un tipo creído, rollero, que se llevaba bien con los maestros y se aplicaba en los apuntes.

Era machetero.

Pero en la práctica, a la hora de ejercer, los fluidos le daban asco.

Gatell nunca tuvo madera de médico. Por eso eligió epidemiología, una especialidad más enfocada en la estadística, no en la práctica de la medicina.

Y ahí fue donde encontró un terreno fértil para pulir sus habilidades verbales.

Gatell oculta sus carencias detrás de un lenguaje sofisticado que para el mexicano promedio da la apariencia de dominar el tema.

Pero en realidad es un fraude y por eso fue relegado por el Doctor Jose Angel Córdova durante la pandemia de AH1N1. El entonces Secretario de Salud, al ser un médico real, se dio cuenta del fraude que representaba Gatell. De no haberlo hecho, se hubiera desencadenado un desastre, como finalmente ocurrió en 2020, donde en términos reales un cuarto de millón de mexicanos habrán muerto a causa de la pandemia y por la irresponsabilidad del Gobierno Mexicano.

Gatell se mantiene adherido al puesto gracias a lo único que ha sido bueno desde su paso por las aulas, ser un lambiscon.

Ls OMS ya es enemiga de la 4T

Durante el inicio de la propaganda para sostener la competencia de Gatell, se utilizó un nombramiento de la OMS para integrar un panel de expertos. La OMS no lo invitó, Gatell solicitó entrar vía la SRE, aunque los medios afines al Gobierno lo hayan publicado como un reconocimiento a su capacidad.

Hoy, la OMS critica duramente la estrategia de Gatell, al no realizar pruebas suficientes para obtener un número real de contagios.

Hoy, la OMS dejará de ser un instrumento de propaganda para convertirse en otro ente corrupto que cuestiona al magnífico fraude que es el Cuentamuertos Gatell

@AnibalMSilvaMx